Pequeños Gestos a Grandes Brechas

Contrastes Citadinos

Caminamos

entre la hegemonía

de una ciudad

acaudalada en contrastes

y pobre de justicias.

Sumidos

en un nihilismo incomprensible;

sumados

a ninguna causa noble.

Gritos ahogados

bajo risas despreocupadas,

privilegios pletóricos

sobre vidas enterradas.

Con un estómago lleno

y veinte vacíos,

que alimentan

interminables y viciosos círculos.

Una ciudad pequeña

con brechas enormes,

y la marimba triste suena

al compás del llanto

de sus habitantes.

María José Lara

Por: Herberth Figueroa / Voluntario

Aprovechando las fechas y la coyuntura que vivimos, surgen muchas dudas y muchas preocupaciones disfrazadas en risas sarcásticas y en desinterés por temor de seguir descubriendo esta bomba que nos va a reventar en la cara.

De nada nos sirve ser mártires, en un país donde hay muchas opiniones, muchas ideas, pero hay tan pocas acciones. Se nos es tan fácil crear una crítica en nuestras redes sociales y tocar temas de política pero ¿por qué se nos es tan difícil, recordar esto en todo momento? ¿Por qué no pensamos en que el país no es de los más privilegiados, ni del más vivo? ¿Por qué nos molesta tanto que alguien se vea beneficiado de mis acciones, pero no lo pensamos dos veces para hacer trampa o ignorar una regla en ese preciso momento que nos convenga?

Todos nosotros también somos parte del problema, tengan claro eso. Somos el problema cuando dejamos de velar por un bien común y nos centramos en nuestra burbuja; cuando queremos alcanzar una meta personal, sin importarnos cuantas personas botemos en el camino. Somos parte del problema cuando empezamos a pensar en el Yo, por encima del Nosotros, como un colectivo. Y al final, ténganlo lo más claro posible que sí, SÍ SOMOS EL PROBLEMA cuando dejamos de sentir empatía, dejamos que nuestra pereza nos quite las ganas de ser activos e involucrarnos en cualquier actividad, por más pequeña que sea, pero que ayude a alguien a mejorar su situación actual.


Pero ojo, porque sigue siendo muy cierto, de nada nos sirve ser mártires; de nada nos sirve buscar morirnos con una visión y un ideal tan marcado, si no logramos contagiarlo y para ser realistas, se han preguntado el ¿Cómo podemos contagiarlo?

No es necesario hacer grandes acciones, no es necesario irnos a otro continente o subir mil videos y fotos en nuestras redes para tener la aceptación de un grupo de personas que siguen en su burbuja. Y para serles honesto, yo no tengo la respuesta, pero creo que tengo un camino el cual me puede guiar a ese punto y puede que cuando tu lo sigas, tú lo crees y te lleve también (suena loco, ¿no?). Hace unos días con una amiga, subimos una pregunta en nuestras redes, con el fin de saber cómo podríamos o cómo percibe cada uno de la forma más sencilla romper la brecha de la desigualdad, el cómo podemos romper con la hegemonía de la sociedad actual y empezar a fomentar un sentir colectivo más empático.

Por lo mismo que esto no tiene una receta o una fórmula que podamos seguir del “Paso A al B” y tener un resultado adecuado, por eso nos ganó la curiosidad y quisimos ver como pensaba nuestro círculo social. Y déjenme decirles que nos agradó ver cómo lo visualizan; al final la mayoría de personas nos comentaron sobre formas tan “sencillas” de poder demostrar empatía y amor, como por ejemplo: preocuparse por el día a día de alguien más, buscar hablarle sin algún interés propio, sentirme respaldado y buscar a las personas cuando necesite ayuda. Seguimos mostrando las bases, la semilla que sí tenemos la idea de la empatía, tenemos dentro ese pensamiento de hacer estas acciones tan simples, tan básicas pero a la vez tan significativas. El único problema es que somos selectivos al momento de hacerlo, lo cual es normal. Todos vamos a tener siempre un mayor acercamiento/interés en un grupo de personas sobre otro, lo cual se entiende perfectamente.


Pero ahora, ya con eso sólo quiero preguntarte…

¿Te estás enfocando en expandir tu círculo, de una manera real?

¿Estás respaldando en serio a tu círculo o sólo es por conveniencia?

¿Qué pasaría si le compartieras tu felicidad/preocupación a alguien más?

Al final, esto quiero que lo veas como la invitación a hacer algo un poco loco, a salirnos del molde. Quiero invitarte a que busques tu mejor manera, la forma de poder romper con la desigualdad. Con acciones simples, con gestos, palabras. Tú decides, tú te guías y ten en cuenta que si lo haces, yo te acompaño en tu camino.

E n una sociedad tan desigual ¿qué representa un abrazo?

En una sociedad tan desigual ¿qué representa un abrazo?

TECHO - Guatemala